Probablemente habrás oído la expresión “aguantó estoicamente”, la usamos para referirnos a alguien que se mantiene en calma bajo presión.

Pero ¿conoces el verdadero significado de “Estoicismo”?

Estoicismo

Empezamos con un poco (pero poco) de historia, lo justo para situarnos.

La palabra “estoicismo”, dentro del área que nos interesa, se refiere a la corriente filosófica creada hacia 334 a.C. por Zenón de Citio. Hijo de mercaderes chipriotas, siguió los pasos de su padre hasta perder su fortuna en un naufragio. Se trasladó a Atenas para estudiar y recibir la influencia de varios filósofos. Decidió abandonar el comercio para crear su propia escuela estoica, derivación de Stoa Poikile (pórtico pintado), donde habitualmente impartía sus enseñanzas.

El deber moral, la lógica, el autocontrol, la justicia, la tolerancia y vivir en armonía con la naturaleza son algunas de sus aportaciones más importantes.

Su manera de entender la vida y nuestra posición ante ella empezó a tomar fuerza entre distintos pensadores y filósofos a lo largo de los años. Algunas figuras máximas del estoicismo: Séneca, cuya aportación principal tuvo lugar en el terreno de la ética, de la necesidad de cuidar de uno mismo, ser útil a los demás y vivir sin temer la inexorable llegada de la muerte; Marco Aurelio, el estratega emperador romano autor de “Meditaciones” y Epicteto el filósofo esclavo, que se centró en la distinción entre lo que depende de nosotros y lo que no, como idea clave. “No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que pensamos acerca de lo que nos sucede”

Podríamos extendernos hablando largo y tendido sobre la doctrina filosófica, sin embargo, este artículo no persigue tal cometido. Así que vamos a centrarnos en la actualidad y su aplicación al ámbito profesional.

El estoicismo defiende que, pese a todo aquello que pueda suceder a tu alrededor, la felicidad depende de uno mismo. Es especialmente relevante atender a la manera que tenemos de prever o de enfocar nuestra relación con el entorno, la propia conciencia y la autosatisfacción moral, y de cómo aprendemos a comportarnos ante las adversidades que nos rodean.

Autoconocimiento, lógica, serenidad, disciplina, adaptación, coraje… todo ello se desprende del pensamiento estoico. ¿Y en tu trabajo?, ¿Funcionaría?

Esta filosofía ha inspirado a generaciones de pensadores, atletas, músicos, políticos y líderes. Sin ir más lejos “Meditaciones”, el tratado que recoge las reflexiones estoicas que escribió para sí mismo Marco Aurelio, inspiraron y guiaron a Nelson Mandela en su lucha por la igualdad racial en Sudáfrica.  

Como puedes ver adoptar una filosofía de vida estoica, nos va a permitir ser congruentes con nuestras acciones, metas y forma de vivir. Sobre todo para hacer frente a las exigencias laborales y personales que nos plantea el entorno y nuestro ritmo de vida.

El tiempo es tu recurso más valioso, haz lo que tengas que hacer para alcanzar tus objetivos. Y si es preciso rodeate de expertos que te acompañen en tu camino para alcanzar el desarrollo óptimo. Si deseas conocer los beneficios de ejercer como una líder o un líder ESTOICO, te estaremos esperando.

Leave a comment